De meteoritos, deseos y otras yerbas

Dado que logramos sobrevivir a la avalancha de mensajes de “Te amo”, “Sos el amor de mi vida” y demases clichés en todos los medios de comunicación posibles debido a esa fecha que todos los solteros odiamos/despreciamos/en secreto queremos festejar, considero necesario darnos a todos nosotros, a los que el helado nos dió más alegrías que el amor, una palmada en la espalda y quizás un certificado de manicure para que ese ser que nos dió tantas alegrías tenga su regalo justo y necesario. Así que mientras espero que el Tata me mande una stalker que sea un siete como mínimo (o no sea un hombre ni tan gorda que tenga miedo de que me quiera comer), considero pertinente tocar un par de temas, que como siempre no permiten que duerma para poder tener ese sueño que tantas alegrías me da que incluye a Cristina Hendricks, Cristian Castro, una sierra eléctrica, dos tangas de chocolate, una botella de McCallan, un kilo de frutillas y alguna cosa más que no recuerdo/prefiero no recordar:

 

-Que casi, casi se nos acaba el mundo con un meteorito que se acercó bastante a la Tierra, haciendo que más de uno busque el teléfono de Bruce Willis para que nos salve, y el de Steven Tyler también, pero sólo para proferir insultos hacia su persona y su árbol genealógico al recordar que nos traumatizó tiempo atrás con la canción de “Armaggedon”. Nuevamente, me sentí muy decepcionado al ver que el mundo sigue, Cohelo sigue sacando libros y muy posiblemente mi ex todavía no esté lo suficientemente gorda como para ser considerada una especie en extinción

-Que de todas maneras una lluvia de meteoritos cayó por Rusia, dejando 1000 heridos, con lo cual voy a tener miedo de volver a pedir un deseo a una estrella fugaz a menos, claro está, que sea para pedir que aterrice con la menor delicadeza posible sobre alguna de las tantas motos con luces y parlantes que están continúan expandiendo su área de influencia cual cáncer para la humanidad.

-Que ya ando medio muy bastante cansado de los status/fotos de dale like y compartir con referencia a Jesús, debido mayormente a que a Jesús poco le importan tus estados de Facebook porque seguramente está más preocupado por pasar el nivel 89 del Candy Crush.

-Que posiblemente vaya al infierno, pero lo que más bronca me da es que voy a tardar milenios en llegar allá por la cola que debe haber.

 

Vistos y considerados dichos puntos/observaciones más o menos necesarias para el ir y venir de ideas en su cabeza, ruego a la población en general dejar de preocuparse tanto por su marca de celular como si fuese una forma de subir de nivel en el RPG este que es la vida, a riesgo de no darse cuenta que apenas son bots de fondo. Sin alma, sin vida, sin objetivos claros, sin nada que aportar a la vida. De esos que uno disfruta pasar por encima en el GTA. Pero me desvío para variar, y mientras trato de olvidar cierto viaje por tierra de 18 horas de duración con mi muela de juicio recién operada sentado al lado de una mujer nada atractiva de considerables proporciones llamada Hermilda que tenía un problema de higiene considerable, y mientras les hago notar que hay mucha gente que necesita una segunda oportunidad en eso de tratar de parecer homo sapiens sapiens; me despido de ustedes desde acá, Brasil, tierra en la que hay mujeres que siempre pensé, existían sólo en Red Tube.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s