Papas, Panchos y algunas otras frituras

Lo del Papa a mi me decepcionó, porque quería que el Papa fuese negro y que sea Morgan Freeman para que si llegase el fin del mundo, al menos tengamos re buena voz narrándolo. Pero después me puse a pensar que de por sí él ya es Dios y que de todas formas un Papa argentino y que encima se llame Pancho I para los amigos no puede ser sino otra señal de que a Dios le robaron la contraseña del Sims este que es la vida en la tierra y alguien está haciendo maldades comparables a postear videos de One Direction en tu muro de facebook, o que tal vez el Tata después de tener fucufucu con la vida le dijo “Voy a comprar cigarrillos” y no volvió más.  E indepedientemente de que Bergoglio nos hizo esperar más que Axl Rose para salir por ese balcón que todos los medios filmaban de manera exasperante, o que la decepción/frustración que tenían los periodistas brasileños al admitir que Argentina era el “campeón del mundial de Dios” fue de las mejores cosas que me pasó en la semana, o el hecho de que en las redes sociales una lesbiana pidió “respeto” por el nuevo Papa porque tiene creencias católicas y yo considere, por lo menos en el tiempo que me toma servirme otro trago de vodka, dejar el alcohol; hay que irse haciendo a la idea que toda esta semana los medios hablarán pura y exclusivamente del Papa Panchito Primero con fritas (Para los amigos) y todas las veces que rompe el protocolo, sin obviar su infancia y el hecho de que “hace su propia comida” que de repente lo transforma en una especie de ser supremo equiparable a Gandhi, Hendrix y Messi juntos. Pero bueno, siempre habrá gente que es un bug de la vida, así como siempre habrán mujeres que regresen con sus exs a pesar de que les metió los cuernos por decimoquinta vez, porque esta vez “Sé que cambió” y otras pavadas que dicen para después ir y quejarse de que todos los hombres son iguales y somos excremento  de algún animal de grandes proporciones, que no cambiamos y que patatin patatero, chiribín chunchún. Porque claro, uno se miente a sí mismo, quiere creer que el otro cambió, que mejoró, que no lo hará más, y la mentira tendrá patas cortas, pero la tortuga también y así y todo le ganó a la liebre. Entonces queda darse cuenta de que el problema está en nosotros y nuestra concepción del amor, porque la macana de ser buenito como Bambi es que te crecen terribles cuernos que uno muestra con orgullo casi sin darse cuenta. Pero quizás sea sólo yo, algo desenamorado y cansado de los coqueteos por whatsapp, chat, o los “le doy like a tu foto porque te tiro onda” tan en boga en esta generación que está más preocupada por producirse que por producir algo.

Pasemos, entonces/pues/por lo tanto y por lo pronto a dar cuenta de algunos tópicos más o menos interesantes para no quitarles tanto tiempo de su vida y puedan continuar mirando como zombies las pantallas de sus celulares/tablets/pcs, stalkeando a esa personita que tanto les puede:]

 

-Que en esta vida hay que estar dispuesto a equivocarse, porque equivocarse es la manera que tenemos de aprender. O me vas a decir que no aprendiste que no tenés que tener crédito cargado en el celular un fin de semana sobre todo si entrarás los placeres dionisíacos del alcohol luego de que te levantes un Domingo y al revisar tus llamadas realizadas te das cuenta que tenés 5 a tu ex, 3 a números que no conocés, 7 llamadas de un número desconocido, un dolor de cabeza terrible y encima no estás seguro de conocer a la persona que está al lado tuyo en la cama, o de si está viva en primer lugar.

 

– Que ya van casi dos semanas de velorio a Chávez y que si seguimos así, capaz que llegue otro Papa.

 

– Que decir: “Te extraño mal” es redundante… ¿Cuándo fue la última vez que extrañaste “bien”?

 

– Que a mí el vodka nunca me reclamó que haya olvidado nuestro aniversario, ni me metió los cuernos ni me dijo que no estaba teniendo “Detalles”. Sí, “detalles”, esos famosos “Detalles” que arruinan o hacen que una relación salga adelante o se hunda en el más oscuro de los pozos de películas de terror. Esos que nunca te aclaran que son.

“-Es que no tenía detalles conmigo…

-Pero qué detalles?

-Ay, vos sabés “DETALLES”

 

NO, NO SE LA RE MIL, POR ALGO TE PREGUNTO NO?!?!”

 

Entonces, mientras pasa el tiempo de manera inexorable, la NASA descubre que hubo vida en Marte (pero aún no me certifica que haya algo de vida inteligente todavía en este planeta), y espero la beatificación de Maradona en un período máximo de cinco meses; me aboco de meditar sobre el hecho de que Keith Richards sigue vivo seis (SEIS!) Papas más tarde y que quizás me dedique a su religión que no cambia tanto de representante ni con tanto revuelo, aunque sí suelen encerrarse en cuartos del cual sale humo de diversos colores. Quizás el sí pueda mandarme un groupie que no sea confundible con una especie en extinción, ni que sea gay ni que viva en otro país. Total, pedir no cuesta nada no?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s