Ella

Image

 

Ella ahí, unánime e increíble, tan alejada de todo, casi como flotando en el aire mientras todo a su alrededor parece suceder en cámara lenta. Ella, con su aura de poder preparar el desayuno, costurarte los botones de la camisa, encontrar en cuestión de segundos eso que venías buscando hacía ya dos horas, y resolver la teoría de la relatividad y asegurar la paz mundial en Oriente Medio con tal de que ordenes tu cuarto… todo al mismo tiempo y casi sin despeinarse. Ella, tomándote la temperatura mientras volás en fiebre en tu cama, preparándote el té que sólo ella sabe hacer que hará que el mundo deje de ser un lugar tan oscuro o lúgubre, porque ahí esta ella y te esta cuidando. Ella repitiéndote como si fuese uno de sus mantas más primordiales y básicos que te abrigues que va a hacer frío (Y vos, como un estúpido, negándote para  luego, tipo tres de la mañana arrepentirte y decir, por enésima vez “Mi vieja tenía razón). Ella revisando tus cuadernos hasta altas horas de la noche con vos durmiéndote entre la mesa mientras ella sigue pasando las hojas de los cuadernos, lentamente y sin descanso.

Ella y su abrazo que te calma en el dolor, la angustia, la tristeza, la congoja, los desamores, la melancolía o esa vez cuando te tocó tres veces seguidas el rompecabezas en el Huevito Kinder. Ella saliendo corriendo un Domingo por la noche a buscar en la ciudad ya dormida, papel glasé amarillo, esferas de telgopor (de 10, y 15 centímetros) , tijera, madera balsa, cartulinas verdes y hasta un elefante violeta que necesitás para el trabajo que tenés que presentar el Lunes pero que habías olvidado completamente. Ella, retándote por dejar todo para último momento, pero abnegadamente saliendo con vos.

Ella y sus golosinas escondidas, que aparecían de la nada. Ella y su cartera llena de misterios, cual triángulo de las Bermudas, de la cual podían surgir aviones, tijeras, lapiceras, llaves, autos, muñecas, marcadores, chicles y un sinfín de etcéteras más.

Ella conteniendo sus lágrimas mientras consuela las tuyas producto de ese primer amor destinado invariablemente al fracaso. Ella, sabiendo que te comenzó a perder.

Ella, sonriendo mientras das tus primeros pasos, abriendo los brazos, recordándote que todo va a estar bien, que no te preocupes, ella te tiene, ella te está cuidando, porque siempre te cuidó, desde la panza y siempre lo hará

Ella, acariciándote la cabeza para que te duermas después de un día largo, para terminar durmiéndose a tu lado apoyada en la cabecera de tu cama. Ella tapándote por las noches,  en silencio mientras dormís y soñás con mundos lejanos. Ella meciéndote lentamente mientras los párpados se te hacen más pesados de lo que un niño de menos de dos años es capaz de aguantar.

Ella tu guía en el mundo que se despliega ante vos. Ella, gritando “A COMEEER”  por encima de la música a todo volumen de tu cuarto. Ella sonriendo mientras te ve comer con ganas. (Si supiese por qué tenemos tanta hambre, quizás no estaría tan contenta)

Ella,  y su “Me decepcionaste” que duele más que cualquier otra cosa en el mundo. Ella y sus “Te amo” tan llenos de amor, que a veces tenemos que dejar de escucharlos un tiempo o distanciarnos para entender la magnitud, amplitud y pureza de las que imbuye a esas palabras con tan sólo emanarlas de su boca.

Ella, cómplice, confidente, piedra angular, fortaleza, abrazo, seguridad, psicóloga, administradora de emociones, de besos, de caricias, de calor reconfortante al corazón, de sonrisas. “Tenés razón má”, “Disculpá má”, “No viste mis…?”.
Ella así y vos sin saber qué decir, comprando un ramo de rosas.
Y ella ahí, irónicamente, dándote las gracias a vos. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s