Unos días y otros no…

Image

El tiempo no para pichón, ni para mi, ni para vos y mucho menos para la minita esa que está ahora toda dura y dable pero que olida que las uvas de hoy son las pasas del mañana.

El tiempo no para y no perdona, así que no titubees más y salí a buscar lo que en verdad te hace feliz, y no aquello que otras personas creen que te haría feliz. Buscá bien dentro tuyo y lo vas a encontrar, no necesariamente con un cartón que no hace más que agregar siglas antes de tu nombre, ni con papelitos de colores que acrecientan tu ego, pero casi siempre rebajan tu humanidad, tu empatía, tu habilidad para disfrutar las pequeñas cosas.

El tiempo no para y no vuelve más, y mientras pasa también pasa una oportunidad más de que des ese paso que te viene quitando el sueño (Puede ser esa guitarra, ese viaje, esa chica que puede ser fotógrafa o no, esa botella de Absolut de colección…)

El tiempo no para y corre como loco, muy probablemente porque escapa de nosotros, que siempre buscamos tener un poco más de él aún mientras le damos actualizar por numero-grande- vez a la página de inicio del FB.

El tiempo no para, y encima cuando lo perdés no lo encontrás ni en la quinta pagina de resultados de búsqueda de Google, ni en el triángulo de las Bermudas ni en la cartera de cualquier mujer que siempre tienen de todo y un poco más.

El tiempo no para, y encima suele ir un poco más rápido conforme pasa el tiempo (je!) porque es un ouroboros maldito en el que nadie sale ganando nada, más que los recuerdos efímeros de una percepción de los acontecimientos que nunca jamás importará demasiado en el ir y venir de los segundos, pero que puede importarle con algo de suerte, buena voluntad y sentimientos varios, a aquellos con quienes decidimos pasar mencionadas unidades de tiempo (FAAAH! QUE FRASE VARÓN! MACHO!!)

El tiempo no para y se nos acaba, así que sepamos cómo usarlo correctamente antes de que se termine. Y bebamos vodka para festejar el tiempo que pasó y no volvió más, los errores cometidos y los por cometer, el tiempo perdido y el por perder, el tiempo que se ha ido y el por llegar.

Al menos el vodka nunca se va a acabar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s