Temblá

Image

Temblá, temé, asustate, hacete un número dos en las patas. Tenele un julepe de aquellos, un c#ga&* épico.

Ponele un poco de miedo a tu vida, a tu existencia, a tu hiperaburrida rutina.

O acaso no es sobrepasar nuestros miedos la manera en que creamos coraje? O acaso no estabas muerto de miedo la primera vez que te tiraste del trampolín de 4 metros de altura, sin saber bien lo que iba a pasar pero no importaba porque ahí estaba LA minita dos años más grande que vos atenta a cada movimiento tuyo? Acaso no temiste cuando le diste enviar a ese mensaje de “Nos vemos esta noche?” sin saber la respuesta? Acaso Gokú no estaba muerto de miedo cuando todavía jovencito se enfrentó a Piccolo para salvar la humanidad toda?

Temblá, temé, asustate, hacete un número dos en las patas.

Sí, ponele miedo, ponele temor, ponele susto a tu vida… y superalo. Tembla y que todos tiemblen, que no saber qué va a pasar es lo mejor que te puede pasar. O querés todo seguro en la vida? Querés tu vidita tranquila y sin sobresaltos, como episodio de relleno de serie que no se termina más, como helado de frutilla, como un “Feliz cumple que la pases de diez” en muro de feisbuq, sin alma, sin riesgo, sin nada por lo cual sea memorable?  O querés quedarte como siempre, escondido debajo de la metafórica pollera de la vida que es la seguridad, la certeza, el no tomar riesgos, el “por ahí pasa tal o cual así que mejor ni intentar”?

Para eso quedate en casa papu/mamu, jugándola a la segura, muriendo en vida con cada oportunidad de enfrentar a los miedos que te negás, posiblemente mirando algún programa que te enseñe como ahorrando un poco cada semana podés ahorrar para cumplir esos sueños que nunca tendrás el valor de cumplir.

Temblá, temé, asustate, hacete un número dos en las patas.

Que sin miedos y quien los supere, no tendríamos nada.

Andá y buscá a tus miedos, miralos a los ojos con actitud Chuck Norris, y actúa en consecuencia.

Todos tenemos miedos, y es natural. Es la barrera imaginaria que separa lo posible de lo imposible, lo “Pero si pasa esto otro” del “Mirá lo que logré”, el “Sólo un gil se anima a esas cosas” del “Qué giles los que no se animan”.

Temblá, temé, asustate, hacete un número dos en las patas.

Tomate un vodka y metele para adelante. Que miedos va a haber, pero vodka también.

Y así, no hay cómo perder.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s